Quantcast
Channel: Antioquia - Medellín | El Colombiano, noticias.
Viewing all articles
Browse latest Browse all 44259

La gente contó cómo se sueña un trabajo decente

0
0

GRACIAS A FOROS y campañas en medios, en los que intervinieron cerca de 400 ciudadanos, finalizó el proceso de deliberación, camino a la construcción de una Política Pública de Trabajo Decente.
Y la gente habló de condiciones laborales, del tipo de contratación, de las opciones reales de acceder a un cargo, de la influencia de la cualificación en un mejor salario, de la necesidad de legitimar al trabajador informal y de la incorporación de quienes aún no han accedido a un trabajo promoviendo estrategias como la asociatividad.

En un proceso deliberativo por redes sociales, medios de comunicación y foros sectoriales, que se extendió por dos meses, cerca de 400 ciudadanos participaron con sus opiniones para caminar hacia esa construcción de una Política Pública de Trabajo Decente. Ayer, como cierre de esa etapa, se adelantó el Gran Foro.

Las conclusiones se reunirán en un proyecto de acuerdo que el Consejo Municipal de Empleo entregará al alcalde electo y al Concejo para buscar la aprobación de esa Política Pública.

En el empalme entre la administración saliente y la entrante, confirmó Giovany Bello, del Departamento Administrativo de Planeación, el tema ya se mencionó, ha sido bien recibido y se le dará continuidad.

El proceso que se ha adelantado es complejo, cree Beethoven Herrera, de la Universidad Nacional, porque hace tiempo no se discutía el tema del empleo en la sociedad, pero hay un consenso de que es una prioridad. Hay asuntos clave: la informalidad, la desprotección social, los bajos ingresos y la discriminación.

Lo que más inquieta
Como parte del proceso deliberativo, se le plantearon 10 preguntas a la ciudadanía. De ellas, dos llamaron especialmente la atención: ¿qué sentimientos tiene sobre su trabajo? y ¿cómo quiere que trabajen sus hijos?

Tener una Política Pública implica devolverle el valor al trabajo y, "a lo que usted le da valor le crea políticas, normas, protecciones y le invierte dinero", expresó Beethoven.

Quien no siente protección laboral ni social, añadió, en lo único que puede pensar es en el día a día, en sobrevivir, "eso es lo que legitima la ilegalidad y la desestructuración que genera el mundo del trabajo precario".

Y sus afirmaciones las soporta con cifras: en el país, solo uno de cada cuatro mayores de 65 años tiene pensión y uno de cada cuatro jóvenes no tiene empleo.

"Los dos extremos de la población están excluidos. Ese es el resultado de que la sociedad y el Estado dejaron de centrarse en el problema del empleo. Con una Política Pública, es volver a pensar en lo que es esencial".

Los trabajadores informales solicitaron en los foros respeto y acceso a una mejor calidad de vida, y que se diferencie, "lo informal de lo ilegal". Luz María Tobón, consultora de la Escuela Nacional Sindical, afirmó que es necesario que el Estado genere posibilidades de impulso y de legitimación.

"Es el temor a ser quitado de su espacio. Entonces, espacio público y derecho al trabajo es uno de los grandes retos de esta ciudad".

Un tópico sobre el que se insistió también fue el de generar condiciones de equidad en la contratación pública. "La gente quiere un Estado que en su contratación, primero, sea legal. Hay mucho dolor porque contratos de las entidades públicas se hacen desconociendo el código laboral. Segundo, que se fortalezca la capacidad de vigilancia para que se cumpla la ley en temas de trabajo", complementó Luz María.

El hecho de que exista un Consejo Municipal de Empleo integrado por entidades oficiales, privadas y agremiaciones es un avance en la ciudad, destacó Luciano Sanín, director de la Escuela Nacional Sindical.

"Hay coincidencias en que Medellín tiene todas las condiciones, es organizada, con presupuesto y tradición empresarial, para hacer el viraje que se requiere".

Quienes lideraron esta iniciativa manifestaron que hay un interés de los habitantes por seguir hablando del tema. Por eso, esperan que se mantenga la deliberación, pues este no es un asunto exclusivo de empresarios y del Estado, es de todos los que desean llamar al suyo, un trabajo decente.
Contexto

1. Temores: según las opiniones, se teme por los hijos y que la educación que reciben sí se adapte a las necesidades del mundo laboral.

2. Molestias: por los incumplimientos a la legislación laboral por parte de las instituciones públicas y las empresas privadas.

3. Presión: muchos describieron su trabajo con los colores amarillo y rojo: sienten que están apagando incendios y que están a merced del jefe.


Viewing all articles
Browse latest Browse all 44259

Latest Images

Trending Articles





Latest Images